Una chica mayor

Esto es lo que me dice mi hija de 2 años y a mí se me cae la baba. Y es que es verdad, está creciendo a pasos agigantados y cada vez es más autónoma.

 

Muchos tenéis hijos más mayores y ya habéis pasado por esto y otros estaréis en poco tiempo pasando esta fase. Valeria está descubriendo que el mundo está a su alcance y que es capaz de hacer muchísimas cosas sin depender de nadie. Al parecer a esta etapa de los 2 años se le llama “primera adolescencia” y es por ese intento de reivindicarse como personas autónomas e independientes, capaces de tomar decisiones y con iniciativas propias. Como sabréis también empiezan las temibles rabietas, pero de eso hablaremos otro día.

A nosotros nos encanta que sea así, que tenga inquietud por hacer las cosas solita, por aprender y por tomar decisiones. Cada mañana quiere elegir la pinza del pelo, pronto será el modelito completo, lo que nos obligará a levantarnos a las 6 de la mañana. Si elegir una horquilla le puede llevar 10 minutos, no me quiero ni imaginar seleccionar un “look” completo. Es graciosísima, “mami déjame la caja de las horquillas, yo solita” y empieza a jugar a descartar….”hummmm, eta no…eta tampoco, eta es muy grande…” hasta que por fin llegamos a la elegida. Antes teníamos una caja con todas las horquillas, como muchas de ellas son muy grandes y de momento no las puede utilizar, ahora guardamos solo las que sí valen en una caja más pequeña, de esta manera el proceso de selección es un poco más rápido.

Come sola desde hace muchísimo, se pone los zapatos sola y casi toda la ropa, se lava sola los dientes, se lava la cabeza, sube sola al coche y a la silla…pega sola los cromos y dice “ete lo pegué yo, este también y ete, ete, ete…”, se siente muy orgullosa y esto le anima a hacer cada vez más cosas.

Es cierto que en nuestro ritmo de vida de horarios prefijados, de correr de aquí para allá, en ciertos momentos esta independencia no es lo más oportuno, pero a final nos armamos de paciencia y a vivir que son dos días.

Bueno, tampoco creáis que Valeria lo hace todo sola, ni mucho menos, por supuesto y como es normal a su edad es todavía dependiente en casi todo y una de las cosas que más le gusta es "mami/papi colito". (colito=en brazos) Y lo que hace sola, lo hace cuando le apetece, no siempre.

La verdad es que la crianza es una aventura que cambia cada día, nunca sabes qué sorpresa te deparará el día siguiente y siempre vives con la sensación de no estar preparado, pero lo mejor es vivirlo intensamente, con ilusión y alegría y como decimos los gallegos "malo será".

Besitos,
g.

3 comentarios

  • Mimos
    Mimos 24 Abril, 2015 11:04 Enlace al Comentario

    A nosotras nos encantan las combinaciones arriesgadas e imposibles, hasta nos atrevemos a mezclar las rayas con las flores!!!!!

    Elena, seguro que los estilismos de Álex son súper creativos, de los que tenemos más dudas es de los de su papá....jijiji!

  • Raque
    Raque, 18 Abril, 2015 12:04 Enlace al Comentario

    Seguro que si algún diseñador reputado pusiese de moda combinaciones imposibles de rayas y cuadros, allí iríamos todas a la calle hechas un cuadro, jaja.

  • elena
    elena, 18 Abril, 2015 10:04 Enlace al Comentario

    Que guay es esa etapa! Salvo los quebraderos de cabeza cuando quieren escoger modelo. En realidad ellos no entienden de modas y menos mal! Somos los papás que nos asustamos con las combinaciones.
    Alexandra a salido vestida a veces a la calle...que hubiese preferido que fuese con un disfraz. Jajaja

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.