Tartamudeo

Hace un par de semanas Olivia empezó a tartamudear. Fue algo progresivo. Primero repetía el inicio de algunas palabras sueltas y, poco a poco, empezó a hacerlo casi al principio de todas las frases. Una semana después estábamos superpreocupados.

En un primer vistazo a la red nos quedamos un poco más tranquilos al descubrir que existe una fase entre los 2-6 años en los que se produce la tartamudez por diferentes motivos. Puede ser porque están aprendiendo nuevos fonemas que les cuesta pronunciar, porque se ponen nerviosos y se traban, porque sus cabezas corren más que sus gargantas sin entrenamiento o, finalmente, porque realmente tienen un problema.A la vez consulto con los comités de sabias: donde estén las mamás amigas y sus experiencias... Viva la sabiduría compartida!!! Supimos de varios casos, alguno con logopeda, alguno que desaparece sin más...

Entramos en fase de observación y nos damos cuenta de que no lo hace siempre: cuando juega con las muñecas no lo hace, cuando se despierta en mitad de la noche pidiendo beber o mimitos tampoco... Por otra parte tampoco respondía a un patrón concreto, a la pronunciación de una letra...

Lo siguiente fue hablar con las profes de la Escuela Infantil para saber qué sucede allí. En un primer momento se sorprendieron: en el cole no lo hace, solamente se percataron con un par de palabras, y en ambos casos tenían "r", y no le dieron demasiada importancia (aunque sí lo comentaron). Hablando con ellas pensamos que, tal vez, está jugando. Olivia habla un montón. Desde que empezó a hacerlo su pronunciación es bastante buena y es muy curiosa así que almacena vocabulario que da gusto. Las profes nos cuentan que su fluidez en el habla tal vez se parezca más a la de sus compañeras y compañeros algo mayores, por lo que muchas veces juega con ellos cuando están en el patio común. Un par de compañeros del siguiente curso tartamudean,  y al relacionarse con ellos puede que esté asimilando esa manera de hablar o que, simplemente, lo esté imitando como algo normal.

La cosa es que hace unos días que Olivia no va al cole. Estamos peleando con un virus que le produce fiebre así que desde el miércoles está en casa con nosotros. Misteriosamente desapareció la tartamudez. Seguro que no será definitivo, que el lunes o el martes (si la fiebre cesa, que esperemos sea así) volveremos a preocuparnos. O no... 

¿Hasta qué punto a través del juego o de la relación con sus iguales se puede convertir en una costumbre? ¿Cuánto interiorizamos en ese proceso? 

p. 

2 comentarios

  • Mimos
    Mimos 7 Mayo, 2015 12:05 Enlace al Comentario

    Puuuesss! espero que tengas razón. Desapareció la fiebre, volvimos al cole, y ha empeorado todo... aayyys!!! La pediatra dice que ni caso, en el cole que esperemos, pero... cómo dejar de darle vueltas?
    Un besiño Ele! gracias por contarme. La verdad es que haberlo compartido y ver que le ha pasado a más peques y también que se les ha pasado da cierta calma...
    :-)

  • elena
    elena, 29 Abril, 2015 04:04 Enlace al Comentario

    Jajajjajaja....que recuerdos! Me paso con mi niña, y tan pronto desapareció cómo había aparecido. A mi también me mosqueo un poco. Yo creo q son ensayos de frases.... A saber...

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.