Vacunas: varicela (II)

Desconcierto. Las mamás y papás vivimos momentos de incertidumbre, de duda, de miedos constantemente. Si hago esto, ¿qué sucedera? y si no lo hago, ¿cuáles serán las consecuencias? Cuando hablamos de salud los miedos se multiplican. En la primera cita con la pediatra nos encontramos con este tema: las vacunas.

 Las primeras parecen claras: Olivia nace fuera del programa "Prevenar", ahora dejaremos de vacunarlos, pero como nos quedan algunas unidades la incluiremos dentro. Esta es la cartilla de vacunación general. A mayores el rotavirus, la varicela... Rotateq parecía clara: tres dosis, muy pronto las tres, prevenir problemas digestivos, aconsejable en bebés que empezarán una escolarización temprana. Caso de Olivia que con 6 meses acudía a la escuela infantil. En esa primera cita la doctora nos habla también de la vacuna de la varicela, de los momentos idóneos para la administración. Nos parecía que estaba lejos y pospusimos nuestras dudas a cuando cumplió un año. 

Fue en la revisión de los 12 meses cuando planteamos la pregunta del momento: ¿qué nos recomiendas? ¿vacunamos a Olivia de varicela? Nuestra doctora nos ofreció una respuesta tajante: Si fuese mi hija me iría a comer un bacaladito a Portugal el fin de semana y volvería con las dosis de la vacuna. Es cierto, nosotros no le dimos muchas más vueltas al consejo. Fue así porque antes habíamos hablado mucho del tema, con amigos, entre nosotros, con profesionales de la medicina, con...Y ya habíamos tomado la decisión: SI. La pediatra confirmó nuestra idea, y facilitó mucho todo el proceso.

Gloria y Carlos por una parte y nosotros por otra empezamos a valorar opciones para conseguir la vacuna. Al final todo se reducía a invertir tiempo y dinero. Existía la opción de comprarla en Andorra y que la enviasen por correo. Tengo una prima allí que, si se lo pido, estoy segura que supervisaría el proceso. Después de darle vueltas parecía más sencillo hacer un viaje hasta la frontera. Tenemos suerte, vivimos en Galicia, y en poco más de una hora podíamos tener la vacuna.

En nuestro caso tuvimos que viajar dos veces. Yo no tenía ningún contacto allí. Pude llamar a una farmacia, es cierto, pero preferimos ir en persona. Nos acercamos a Viana y descubrimos que estaban agotadas y que tenían un pequeño problema de distribución: estaban completamente sobrepasados. Nos facilitaron un número de teléfono y al cabo de dos semanas llamamos para saber si las habían recibido. Nos dicen que sí, reservamos tres dosis y, finalmente, compramos cuatro. Nos la sirvieron empaquetada y con una plancha de hielo de las que se meten en las neveras portátiles. Precisamente llevábamos una, así que las guardamos y nos dispusimos a cruzar la frontera de vuelta a casa.

Qué sensación tan desagradable. Sabes que haces algo en contra de la ley. Sigo sin entender por qué son así las cosas. Por qué si es tan malo vacunar puede comprarse la dosis en farmacias navarras o en Ceuta y Melilla. O todos o ninguno, ¿o es que esa parte de la población no tiene que ser atendida de igual manera?

Aunque no lo comparto, puedo llegar a entender que la vacuna se caiga del programa de vacunación gratuito pero, ¿por qué no podemos comprarla en las farmacias? ¿por qué nos lo prohíben? No lo podía entender, no puedo, y me parece, solamente, una cuestión económica. Imagino que si autorizan su venta es porque es recomendable la vacunación y si lo es entonces debería estar dentro del calendario en edad temprana y entonces tenemos el lío...

Lo peor es que con el revuelo de las últimas semanas mis temores se han confirmado: el calendario varía en función del dinero.

Son caras, las vacunas son caras, y creo que no deberían serlo. (Por cierto, os diré que la misma vacuna al comprarla en Portugal es significativamente más económica!) Pero es cierto que todo es relativo. Hace como un mes escuché en la Ser una entrevista a Carlos González, del que hemos hablado muchas veces y que se manifiesta abiertamente a favor de la vacunación, al que le parecía una locura no vacunar a l@s niñ@s contra esta enfermedad, y que hacía balance económico de lo que supondría. Me pareció muy interesante. Él decía que para el estado la vacunación era barata, que las vacunas son baratas en comparación con, por ejemplo, el tratamiento para las personas que durante años tienen que tomar una pastilla para el colesterol, que le supone mucho más al sistema. Sin embargo a mi me lo siguen pareciendo. Eso sí, no podría con la idea de que por no vacunar sucediese algo. ¡Sí! es cierto!! ya estoy de nuevo con mi lado dramamamá pero... ¿qué voy a hacerle?

Hace un par de semanas desde el Ministerio de Sanidad llegaba una buenísima noticia: la vacuna volvería al calendario. Asumen como un error que se eliminase. No sé muy bien qué sucederá con toooodas esas familias que hacen caso a los médicos, o con los profesionales que desde su convencimiento trasladan a las familias que era mejor no vacunar. En un primer momento la idea se convierte en una explosión mediática llena de aplausos, pero no tardé más de dos días en encontrar comentarios que devuelven la desesperanza a mi cabeza. Desde el Ministerio delegan toda la responsabilidad en las comunidades autónomas. No habrá partidas extraordinarias, vamos, que todo fue un bluf (podéis leerlo con más detenimiento en el Diario de una mamá pediatra, de la doctora Amalia Arce de la que soy seguidora. También encontrareis en su blog razones por las que vacunar). 

Pero, después de todo una de las cosas que más me ha preocupado es un comentario que escucho en un telediario de un responsable de Sanidad que introduce un término que me ha desesperado por completo, y es que dice algo así como que no se ha vacunado a los niños y niñas porque se ha decidido implantar un calendario de mínimos por una cuestión puramente económica, y han visto que no es suficiente, por lo que quieren volver al calendario de máximos. La enfermedad se extiende y hay que pararla. Pero, ¿no era tan bueno pasarla? Y, la que se empieza a convertir en la pregunta del millón: ¿Que sucede con los niños y niñas que no se han vacunado y en el nuevo calendario no se incluyen porque se pasan de la edad? Respuesta: se tomarán decisiones en función de los presupuestos de cada una de las comunidades autónomas. (perdonad por no poder daros más datos de quién hacía esas declaraciones... seguiré investigándolo). Es muy triste.

No quiero polemizar. Me alegro de haber vacunado. Hoy me siento tranquila, enfadada pero tranquila.

p.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.