¿Sin pañal?

Así estamos desde hace un mes y medio, pero...realmente estamos sin pañal? No estoy muy segura!!!

En la escuela, las profes de Valeria insistían en que ya estaba preparada para ir sin pañal. Allí tienen establecidos unos momentos en los que cada día, como rutina, llevan a los niños a hacer pis al orinal o retrete-mini. Valeria era capaz de retener la orina y cuando llegaba este momento, el pañal estaba seco y hacía pis en el orinal. Además, desde el principio, fue muy autónoma: se desvestía y vestía sola, se limpiaba sola, tiraba de la cisterna... todo esto sumado a la capacidad de contener la orina, parecían las señales de que había llegado el momento de dejar el pañal. En casa su comportamiento era totalmente distinto, salvo los primeros días que le hizo mucha ilusión, después no quería sentarse en el orinal para hacer pis, cuando le cambiábamos el pañal estaba empapado y nunca, nunca, hacía caca en el pañal y tampoco nos avisaba.

Además, en la escuela le decían que ella era una chica mayor, que no necesitaba pañal. La animaban a decirnos que no lo necesitaba y así fue: un día se negó a ponerlo, y estuvo sin él una hora. Pensamos que era algo puntual, pero a los dos días, cuando Carlos la estaba cambiando volvió a enfadarse, empezó a gritar que era mayor, que no necesitaba pañal, se lo arrancó y no paró de llorar hasta que hablé con ella y le dije que nos parecía bien, que si ella quería no le volveríamos a poner pañal, pero que tendría que colaborar, ir al baño cuando le dijéramos y nos tendría que avisar cuando quisiera hacer pis o caca. Hicimos el trato y desde ese día solo pone pañal para dormir por la noche, para la siesta no lo necesita.

Una vez tomada la decisión con ella sabíamos que no había vuelta a atrás! Carlos y yo nos miramos sabiendo que aquello iba a ser una odisea y no estábamos equivocados. Salvo excepciones, no pide para hacer pis, ni caca. Tenemos que llevarla cada hora y media al baño para que haga pis, a veces enfadándonos porque no quiere, en ocasiones se lo hace por encima y nos avisa una vez hecho. La caca...si está estreñida y nos da tiempo, vamos corriendo y lo hace en el baño o por lo menos termina allí, pero vamos, que si se lo hace encima te avisa una vez hecho, eso si no está súper entretenida que entonces no dice nada!!!! Y así estamos!

Le explicamos cada día que tiene que avisar, que no puede llamarnos una vez hecho, que debe hacerlo antes...pero nada! Supongo que es cuestión de tiempo! Nos consuela que todavía queda un año para empezar en el colegio y malo será que esto no evolucione positivamente, pero la verdad es que ese momento creo que está muy lejos! 

Algunas personas nos dicen que porqué no le volvemos a poner el pañal, que porqué no le ponemos braga-pañal...pero la verdad es que nos parece un paso atrás, sobre todo por ella, por la percepción que pueda tener de la situación y de su propia valoración personal. De momento resistimos, lavando todo lo que haga falta y pasando la fregona por aquí y por allá.

Espero que después del verano os pueda contar que hemos avanzado muchísimo! Y si tenéis cualquier consejo, será bienvenido. 

¡Feliz Verano familias! 

Besitos,
g.

1 comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.